En agosto, la flexibilidad sigue siendo el término más de moda y crítico en el ambiente de trabajo: los empleados buscan las empresas con las condiciones más flexibles y estas tienden a ofrecer menos libertad a sus empleados a la hora de elegir desde dónde trabajan.

Este mes, también leemos sobre el impacto económico y legal del teletrabajo, el nuevo enfoque humanista a la hora de atraer y retener talento, la “Gran Renuncia” de empleados en España, los puntos de sinergia entre el metaverso y la oficina física, la co-creación de espacios de trabajo entre empresa y empleados, y el importante impacto social de las nuevas formas de trabajo en EE. UU., donde se consolida el traslado de hogares de zonas más habitadas a cercanías menos urbanas.

 

Titulares de las noticias de España

  • El teletrabajo sigue cayendo: ayudaría tener mayor presencia en la planificación futura y en la optimización de la economía, así como establecer unas bases legales sólidas.
  • La “Gran Resistencia” de las grandes tecnológicas a mantener el salario presencial trabajando desde un lugar remoto está cerca de capitular.
  • Se acrecienta la “Gran Renuncia” en España: las renuncias alcanzan máximos históricos.

Titulares de las noticias Internacionales

  • La parte humana de las empresas se vuelve más prioritaria: promover el crecimiento humano como forma de generar compromiso, el respeto entre empleados, y ofrecer experiencias que aborden su necesidad de conexión, de unión del equipo y de diversión.
  • El escenario post-pandemia parece que no mejora la situación de las mujeres trabajadoras respecto a la igualdad en la realización de las tareas domésticas.
  • Flexibilidad sigue siendo la palabra más en boga: las empresas que ofrecen la posibilidad de 100% remoto permanente obtienen resultados muy positivos, los empleados siguen solicitando mayor flexibilidad, llegando a ser uno de los principales motivos a la hora de elegir empresa.

 

1- Sección nacional

Parece que en España no se consolida el teletrabajo. ¿No hemos aprendido nada de la experiencia vivida y de sus resultados?

Sigue el descenso del teletrabajo en España. También dentro del grupo de autónomos.

Para que no sigamos estando en la cola de pelotón respecto al teletrabajo, sería conveniente que se tuviese más presente en la planificación futura y en la optimización de nuestra economía.

Por mucho que queramos poner puertas al campo, en algunos sectores y en algunos roles y puestos de trabajo, el modelo híbrido será el claro ganador. La flexibilidad prima para un futuro cercano al que el “sistema” quiere silenciar. No hay vuelta atrás.

El teletrabajo se ha convertido en una modalidad laboral preferente en el sector de las TIC. El 61% de los puestos de trabajo ofertados en este ámbito ofrece la posibilidad de trabajar en remoto.

¿Qué recorrido tendrá la “Gran Resistencia” de las grandes tecnológicas a mantener su salario presencial trabajando desde un lugar remoto? Seguramente, el mercado se encargará de ajustarlo.

Diferentes actuaciones legales promueven o dificultan la implantación de un modelo híbrido y de una flexibilidad necesaria para no perder un tren que se nos va a volver a escapar. Holanda da un paso adelante.

A nuestra manera y con nuestras condiciones de contorno, tenemos nuestro fenómeno de la Gran Renuncia en España.

 

2- Sección internacional

Parece que, al fin, se ve a la persona como lo que es y no solo como empleado. Por ello, las empresas deben tratarlos como tal. Algunos consejos para generar compromiso más allá de la retribución o los títulos puede ser:

  1. crear una relación más profunda con estas personas,
  2. desarrollar programas que consigan que estas personas crezcan,
  3. compartir el propósito social de la empresa, y
  4. medir los resultados.

El respeto es algo que se da por sentado pero que hay que conservar y promover entre los empleados. El mundo híbrido genera nuevos retos en este ámbito.

Proporcionar a los empleados espacio, flexibilidad y seguridad psicológica no es suficiente: las empresas deben ir más allá de estas apuestas para ofrecer a los trabajadores remotos e híbridos de hoy en día experiencias que aborden su necesidad de conexión, la unión del equipo y la diversión que solían tener, sin perder la relación de proximidad en la oficina.

El escenario post-pandemia parece que no es mejor (y hubo momentos en los que pareció que sí) para la situación de las mujeres trabajadoras respecto a la igualdad en la realización de las tareas domésticas. Las empresas tienen que tomar medidas pero es sobre todo la sociedad en su conjunto quien deberíamos hacerlo para que esto de verdad cambie.

La política implantada en Spotify durante la pandemia de trabajar desde donde quieras (con posibilidad de 100% remoto permanente) ya tiene sus primeros resultados: menor rotación en comparación con los niveles previos a la pandemia y mayor representación diversa.

El modelo híbrido que mejor encaja con tu empresa es único y hay que encontrarlo. Para ello, el modelo de pensamiento agile puede ayudar mucho.

El metaverso y la oficina física, en lugar de oponerse, trabajarán cada vez más juntos para permitir el futuro del trabajo del conocimiento.

¿Cómo llevar a cabo un enfoque centrado en la persona del lugar de trabajo? A pesar de que el trabajo remoto e híbrido se ha convertido en la norma, las empresas continúan reinventando sus oficinas con miras a maximizar la productividad, la movilidad, la comodidad y la estética, con los empleados como pilotos en el proceso de co-creación de los espacios.

En EEUU, los datos avalan la disminución del teletrabajo desde los niveles más altos de la pandemia, y que se están estabilizando en niveles bastante más altos que en la pre-pandemia en todas las industrias. Se consolida el traslado de hogares de zonas más habitadas a cercanías menos urbanas, y el modelo híbrido en los niveles directivos y en las industrias más asociadas a la tecnología (telecomunicaciones y media, desarrollo TI, servicios profesionales,…).

Un grupo de empleados de Apple Inc. (AppleTogether) está solicitando un entorno de trabajo más flexible después de que el gigante tecnológico les dijera recientemente a los empleados que deberán estar en la oficina al menos tres días a la semana a partir del próximo mes.

Seguimos con la polémica generada en Apple: los empleados quieren un modelo de trabajo más flexible porque se sienten mejor y afecta positivamente en los resultados de la empresa. Al final, encontrará su modelo que estará entre el de Spotify y el de Tesla (y son las tres empresas tecnológicas).

Está surgiendo un dilema alrededor del trabajo remoto. Cualquier empresa que sea menos remota que su mayor competidor corre el riesgo de perder a la gente con más talento que trabaje con ellos. Frente a esto, las empresas que no se adapten robarán talento a su competencia, y las  que adopten el trabajo remoto reemplazarán a las que no lo hagan. Probablemente no hoy, tal vez no mañana, pero es un movimiento que no se parará.

    ¡Buena lectura y hasta el mes que viene!

      Encuéntranos en Madrid…

      …y también puedes encontrarnos en Bilbao

    Escríbenos

    Estamos aquí para ayudarte y solucionar tus dudas.